Mauro Libi Crestani

Cómo prevenir el coronavirus en los centros laborales

Por Mauro Libi Crestani

Aunque la cuarentena sigue su curso y no tenemos certeza de cuánto durará en cada país, es buen momento para planificar el retorno a las actividades laborales y cuáles serían las medidas o protocolos debemos seguir a fin de preservar la salud de nuestros colaboradores frente a la amenaza del coronavirus.

Esto supone una evaluación muy particular según la naturaleza de cada organización, en el cual los líderes toman en cuenta las prioridades que determinan el proceso productivo; número de trabajadores, horarios especiales, movilización, reforzamiento de la higiene, etc.

El reto está en ser asertivos al diseñar y establecer ciertas normativas y protocolos avalados por organismos competentes que garanticen el normal desempeño de las actividades sin que por ello se expongan a las personas a un posible contagio.

En este sentido, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de España, emitieron unas directrices provisionales para empresas y empleadores, muy útiles y orientativas que ayudan a prevenir y desacelerar la propagación del COVID-19 en el lugar de trabajo y en entornos que no son de atención médica.

Esta guía, al igual que muchas otras, exhorta a incluir actividades que reduzcan la transmisión entre empleados, mantengan medidas sanitarias en las operaciones comerciales y propicien un entorno de trabajo saludable.

Mauro Libi: Estrategias para evitar el contagio dentro de la empresa

– Evalúe sus funciones esenciales, así como la importancia de sus productos y servicios para otras personas y para la comunidad.

– Decida cómo mantendrá sus operaciones si el ausentismo aumenta.

– Evalúe crear políticas y adoptar prácticas de distanciamiento social.

– Plantee soluciones para mejorar los controles de ingeniería usando los sistemas de ventilación del edificio.

– Implemente tareas rutinarias de limpieza y desinfección ambiental.

– Aconseje a sus empleados tomar medidas adicionales antes de viajar.

– Considere cancelar, ajustar o posponer reuniones de trabajo o eventos grandes que solo pueden ser presenciales.

– Aliente de manera activa a los empleados enfermos a que se queden en casa.

– Identifique dónde y cómo pueden verse expuestos al COVID-19 lo empleados en el trabajo.

– Capacite a sus empleados acerca de cómo reducir la propagación del COVID-19.

– Determine políticas y prácticas flexibles y favorables de licencia por enfermedad.

Mauro Libi: Establezca protocolos de higiene respiratoria y de manos para empleados, clientes y visitantes

Es lógico pensar que esta nueva realidad supone implementar algunos cambios dentro del entorno laboral que refuercen la higiene de espacios y personas. En este sentido, la CDC nos recomienda:

• Ponga a disposición pañuelos desechables y papeleras o vertederos de basura que se abran a pedal.

• Proporcione agua y jabón en el lugar de trabajo. En su defecto, use

un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol. Es importante que los suministros adecuados estén siempre disponibles.

• Coloque desinfectantes en diferentes lugares para alentar la higiene de manos.

• Difunda mensajes que promuevan la higiene adecuada en cuerpo, vestimenta y utensilios de uso frecuente, de manera que detengamos la propagación del virus en la entrada del lugar de trabajo y en otras áreas donde sean claramente visibles.

• Desaconseje el intercambio de apretones de manos y adopte otras

maneras de saludar sin contacto.

• Informe y oriente a los empleados sobre el protocolo del manejo de la tos, el estornudo y el lavado de manos dentro y fuera de centro laboral.

#MauroLibi #cuarentena #prevención #higiene #seguridadlaboral #liderazgo #salud #protocolospostcuarentena #eviteelcontagio